Imagen

Granizado de pomelo.

De postre por si el ossobuco hubiera resultado algo pesado, nada mejor que este riquísimo y digestivo granizado de pomelo. Además para días calurosos es un postre con el que acertarás seguro.  Os dejamos cómo lo preparó David.

Con tres cubitos de hielo por copa será suficiente. Lo picaremos y mezclaremos con el zumo de unos pomelos, un litro y medio más o menos para la cantidad de hielo indicada, que previamente habremos azucarado convenientemente.

Es importante mantener la consistencia del preparado, para lo cual mantendremos en el congelador, pero removiendo cada treinta o cuarenta minutos.

En una copa de balón con una parte del granizado combinamos una medida de ginebra y decoramos como más nos guste sin llegar al barroquismo.

En este caso fruta seca, pomelo verde, y pajita para poder consumir.

Esperamos que os guste!

cof
granizado de pomelo

cof

Anuncios